Nací en Sevilla en 1982 y siempre he disfrutado escribiendo, por lo que decidí estudiar Periodismo y actualmente trabajo para empresas e instituciones, gestionando la comunicación. Desde hace unos cinco años retomé mi pasión por crear historias y descubrí el relato corto como medio para hacerlo. Desde entonces he participado en diferentes certámenes, resultando ganadora del certamen Romance en primavera (Gines, Sevilla, 2018), finalista en el V Certamen de Historias de Mujeres (Gerena, Sevilla, 2018) y ganadora del certamen Sembrando Palabras (Santa Colomba de Somoza, León, 2020).

Junto a mis compañeros del taller de escritura en el que participo publicamos un compendio de nuestros relatos titulado Café, nudo y desenlace.

Escribir es un acto sanador porque nos obliga a mirarnos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea desde un punto de vista diferente. Eso es para mi escribir, ponerme en otras pieles y, al mismo tiempo, dejar la mía al descubierto.